Me lo Contó un Muerto Y La Muerte no Es el Final en TAPA DURA

Con la ley de la reencarnación se pueden explicar todas las situaciones de la vida, las buenas y las malas. Sin la reencarnación, deberíamos aceptar que la vida es azarosa, sin fundamento y sin motivación ulterior. Por ello, muchos plantean que la muerte no existe como un final absoluto, sino como un cambio a otra dimensión de vida. Gracias al libre albedrío el ser humano es artífice de su destino y decide, para bien o para mal, cada uno de sus actos.

Las experiencias cercanas a la muerte son, por ahora, la prueba más contundente de la existencia de la vida después de la muerte. La mayoría de los testimonios coinciden: personas clínicamente muertas que viajaron al más allá y visitaron un lugar de luz donde sintieron una gran dicha y una felicidad indescriptible. Volver implica una profunda transformación donde el amor es el motor principal y el conocimiento el único equipaje que llevamos luego de fallecer.

¿Qué hay más allá de la vida? ¿Es el alma una viajera incansable? En Me lo contó un muerto el parapsicólogo Vladimir Burdman afirma que desterrar el miedo hacia la muerte solo es posible a través del conocimiento y la apertura de la consciencia humana. “La verdad”, dice Burdman, no está allí para encontrarla, sino para buscarla siempre.

Puedes adquirir en tapa dura en:

ME LO CONTO UN MUERTO

 

No hay tal cosa como muerte, porque se trata de un cambio hacia otra dimensión, aunque el cuerpo físico perezca, la vida continúa siempre en otros planos de existencia. Solo la vida puede ser y existir para manifestarse en muchas formas. Todo el universo está habitado y el infinito e ilimitado cosmos está lleno de diferentes formas de vida.

Hemos venido muchas veces en diferentes cuerpos, en diferentes circunstancias, tanto como hombres o como mujeres, aunque solo algunos pueden ver o recordar algunas de sus reencarnaciones.

Puedes adquirir en tapa dura en:

LA MUERTE NO ES EL FINAL

Advertisements

Messages From and Beyond the Tunnel

Life in the Afterlife

The law of reincarnation can explain all situations of life, the good and, of course, the bad. Without reincarnation, we should accept that life is haphazard, groundless and without an ulterior motivation. For this reason, many of us argue that death does not exist as an end, but as a change to another dimension of life. Thanks to the free will, human being is architect of his destiny and decided, for better or for worse, each of his deeds. Messages From Beyond The Tunnel Web Near-death experiences are, for now, the most overwhelming proof of the existence of life after death. Most of the testimonies agree that people, who were clinically declared dead, have traveled beyond, and visited a place of light where these felt a great joy and an indescribable happiness. Again implies a profound transformation where love is the main motor and the knowledge is the unique baggage that we carry after death. What exists beyond life? Is the soul a tireless traveler? In Messages from Beyond the Tunnel, Vladimir Burdman , parapsychologist, states that to banish fear about death it is only possible through the knowledge and openness of human consciousness. “The truth”, says Burdman, is not there to find it, but to find it forever. Download it on: MESSAGE FROM AND BEYOND THE TUNNEL