Angeles

METATRON_ESOTERIA_ESTUDIOLa jerarquía espiritual se conoce de la siguiente manera:

Serafines
Querubines
Tronos
Dominios
Virtudes
Potestades
Principados
Arcángeles
Ángeles

DIOS: a Dios nadie lo ha visto jamás y por lo tanto nadie lo conoce realmente, solamente podemos imaginarnos lo que es, una energía pura, una mente poderosa y creadora, la mente humana es muy pequeña para comprender o siquiera imaginarse semejante grandeza.
SERAFINES: son la más alta orden jerárquica conocida por el ser humano, existen Serafines que tienen cuatro alas y son los guardianes del cielo y los Serafines que tienen seis alas, son los guardianes del fuego divino.
QUERUBINES: estos seres celestiales son los guardianes de la luz y del firmamento, no tienen contacto con los seres humanos.
TRONOS: estos seres celestiales, son los guardianes de los planetas, se dice que de los Tronos salió la sustancia espiritual que sirvió para la creación material del hombre.
DOMINIOS: tienen responsabilidad sobre los coros que están debajo de ellos. Tienen como labor la integración unión del mundo material físico con el mundo espiritual, son muy poderosos, ellos comunican los mensajes de Dios a los ángeles de los cinco coros que están por debajo de ellos y a los cuales supervisan constantemente. No tienen contacto directo con los hombres.
VIRTUDES: son los encargados de enviar energía divina a la Tierra y a los hombres animales y plantas.
POTESTADES: estos seres son los guardianes del archivo akásicos, son los seres que nos guían en el proceso de la muerte y en el del nacimiento, tanto en el mundo físico como en el espiritual. Esos seres son los guardianes de la consciencia de la humanidad, estos seres son de una belleza extraordinaria.
PRINCIPADOS: ellos son los guardianes de los grupos humanos, participan en todas las relaciones humanas, son los encargados de conectar las energías, acciones, intenciones, sentimientos y proyección de las relaciones que ellos supervisan.
ARCANGELES: estos son los que gobiernan a los ángeles, ellos les transmiten, los deseos y órdenes de Dios a los ángeles y éstos los transmiten a los hombres, pero también los arcángeles se comunican directamente con los hombres, cada arcángel comanda una legión de ángeles, llamados huestes angelicales. Los arcángeles vibran a una tónica superior que los ángeles.
ÁNGELES: son los que están más cerca del hombre, entre sus múltiples misiones, tienen la de acompañar al hombre en su transitar evolutivo, tanto en el mundo material como en el espiritual, es un guía de cada ser humano, existen ánge1es de la guarda o protectores mientras más evolución del ser humano mejor es el contacto y asesoría del ángel protector.
Los ánge1es a su vez se subdividen en los espíritus de la naturaleza; Los Gnomos, Las Hadas, Las Salamandras, Las Ondinas, Las Sílfides.
Realmente todas esas jerarquías espirituales, son muy complejas y difíciles de explicar, hay que entender que todo lo espiritual es uno solo, está unido y forma un gran todo, con sus individualidades pero un gran todo, esto es muy difícil de explicar y lógicamente muy difícil de entender para el ser humano.
Entre los arcange1es más conocidos tenemos a: El arcángel Miguel, el arcángel Rafael, el arcángel Gabriel, el arcángel Uriel.
EL ARCANGEL MIGUEL: su nombre quiere decir, el que se parece a Dios, es un príncipe entre los arcángeles, por tener mucha luz y poder espiritual. Es el luchador entre la luz y las tinieblas, el arcángel Miguel, es el que dirige la energía y el equilibrio, sus colores son: azul, dorado y verde esmeralda. Representa todo lo correcto, la belleza creativa, protector por naturaleza. Combate todo lo malo. Es el embajador solar en la Tierra.
El arcángel Miguel, es el protector del planeta Mercurio, se manifiesta en el rayo azul y el día miércoles.
EL ARCANGEL RAFAEL: su nombre quiere decir Dios ha sanado, es el que se encarga, de las curaciones, es el arcángel de la ciencia y el saber.
Su rayo es de color verde, significando esperanza y curación.
EL ARCANGEL GABRIEL: es el embajador de la humanidad, su nombre quiere decir, el espíritu lleno de fe, es el arcángel de la justicia y del perdón. Se encarga de dar las grandes revelaciones, es el espíritu de la verdad. Es gobernador de la luna, rige el día lunes, y se proyecta en el rayo blanco.
Protege a los humanos de peligros físicos y psíquicos.
EL ARCANGEL URIEL: su nombre significa el rostro de Dios, o Fuego de Dios.
Es conocido como arcángel de la salvación. Sus colores son los rayos oro y rubí, dirige y supervisa la ayuda de los ángeles guardianes a los seres humanos.
Los ángeles no tienen sexo, son andróginos, también tienen el poder de la ubicuidad, o sea que pueden estar en varios lugares al mismo tiempo. Los ángeles fueron creados antes que el hombre, y pertenecen a un plano de evolución diferente al del ser humano. Mientras más poder y luz tiene el ángel, más poder de ubicuidad tendrá y puede proteger y guiar a más personas a la vez.
Generalmente los ángeles bajo las órdenes de Miguel, Rafael, Gabriel o Uriel, se identifican con el nombre del arcángel a cuyas huestes pertenece.
La cantidad de ángeles se desconoce, muchos sostienen que son varios miles y otros que son millones. Yo creo que ni los mismos ángeles saben la verdad, sólo Dios su hacedor sabe el número exacto de sus súbditos y servidores.

Advertisements

a_f_MLCUMuerto-02 DigitalLa vida en el más allá.

Con la ley de la reencarnación se pueden explicar todas las situaciones de la vida, las buenas y las malas. Sin la reencarnación, deberíamos aceptar que la vida es azarosa, sin fundamento y sin motivación ulterior. Por ello, muchos plantean que la muerte no existe como un final absoluto, sino como un cambio a otra dimensión de vida. Gracias al libre albedrío el ser humano es artífice de su destino y decide, para bien o para mal, cada uno de sus actos.

Las experiencias cercanas a la muerte son, por ahora, la prueba más contundente de la existencia de la vida después de la muerte. La mayoría de los testimonios coinciden: personas clínicamente muertas que viajaron al más allá y visitaron un lugar de luz donde sintieron una gran dicha y una felicidad indescriptible. Volver implica una profunda transformación donde el amor es el motor principal y el conocimiento el único equipaje que llevamos luego de fallecer.

¿Qué hay más allá de la vida? ¿Es el alma una viajera incansable? En Me lo contó un muerto el parapsicólogo Vladimir Burdman afirma que desterrar el miedo hacia la muerte solo es posible a través del conocimiento y la apertura de la consciencia humana. “La verdad”, dice Burdman, no está allí para encontrarla, sino para buscarla siempre.

Adquiere Me Lo Contó Un Muerto en: ME LO CONTÓ UN MUERTO